Go to content Go to menu
 


Evaluación

 

Interrogatorio

 

Forma de Comienzo:

  • Brusco
  • Lento y progresivo

Evolución:

  • Cede al cabo de unos días
  • Mantenido, continuo, permanente
  • Migratorio
  • Continuo y/o muy intenso durante el día y la noche
  • Localizado en un sector
  • Aparece al incorporarse e iniciarse la marcha y luego cede
  • Aparición coincidente o precedida por un traumatismo, esfuerzo, infecciones, etc.
  • Paroxístico: duración breve separado por períodos sin dolor

Intensidad:

Dada por la causa del dolor y el factor reaccional individual (FRI). El FRI hace que un mismo dolor sea leve para un sujeto e intenso para otro.

  •  Factores raciales: la raza blanca es más sensible al dolor
  • Factores de acostumbramiento o educación: ejemplo: deportes
  • Factores psíquicos o emocionales: la depresión aumenta la sensibilidad dolorosa y la ira la disminuye
  • Inversión de la carga afectiva del dolor --> algofilia: el dolor se percibe como agradable

Cuando el dolor adquiere cierta intensidad se le asocian manifestaciones somáticas y psíquicas: aceleración del pulso y la FR, sudoración, palidez o rubicundez, ascenso de la P.A., dilatación de la pupila (midriasis), exaltación o depresión, llanto, cólera, ansiedad.

 

Escalas

Se debe medir la intensidad del dolor antes y durante la terapia para evaluar la eficacia del tratamiento instaurado. Existen múltiples formas de medir este elemento; una de las más aceptadas es la escala visual análoga (EVA) que consiste en una de regla de 10 cm, marcada en uno de sus extremos con el 10, que indica el dolor de mayor intensidad posible. En personas que no entiendan esta escala se pueden utilizar descriptores verbales como dolor leve, moderado y severo; en los niños es posible emplear escalas con ilustraciones de caras o colores que representan las diferentes intensidades del dolor.

 

Picture

 

 

 

Picture